De tonteras modernas


Crecí leyendo historias de amor, romances épicos y llenos de incertidumbre: esas que te hacen llorar hasta la deshidratación.
Mi adolescencia la pase en la casa familiar, donde el diablo perdió el poncho, tanto así que mis vecinos más cercanos eran los trabajadores de la aduana con Argentina a 30 min, por lo qué en vez de salir a tomar helados o de compras al mall con un grupito de amigas chillonas, me la pasaba junto a mi perro Russ entre árboles frutales y muchas novelas.

Pero hoy tengo una critica formal: Messenger, Facebook y el celular han aniquilado el amor.
Tal cual, nada más desesperante que el tarado que te gusta, vea y se entere de tus borracheras, tus notas de universidad y que amigos (o no) tienes. Nada más patético que te la pases hablando por chat hasta que se te gastan los dedos y se te caigan los ojos por no dormir y en una semana sabes a que es alérgico y si lloró o no con el Rey León.
Nosotras queremos una historia que marque nuestras vidas, un suceso soberbio, no una charla llena de preguntas cliché y carente de espontaneidad.

Es verdad, quien después de conocer a un tipo increíble no ha corrido a googlearlo, como sicópata en serie, buscando; sus ex novias, amigos, que días sale, que marcas de cerveza toma, que escucha, a que facultad asiste, todo! Perdemos tardes enteras mirando cada una de las 800 fotos en las que ha sido etiquetado y aquí viene lo peor: nos creamos una imagen de esta persona, pero no es él, es la imagen que proyecta Facebook, distorsionada y fotoshopeada.
O ese deficiente mental que te llena el celular de mensajitos creyendo que es romántico y tierno. Pues NO, si le gustas que te lo diga a la cara, pero no con mensajitos cobardes y peleles. Que terrible que después de un quiebre, te llegue un mensaje que diga, "podemos hablar?" y si le respondes que es un subnormal te dice que es una quien pone trabas. La traba no es una idiota, es el medio, que si te importa tanto tu pololeo, corre tras ella y dile algo increíble. No le mandes un mensaje majadero!

NO a los mensajes de textos borrachos y fuera de contexto, NO a estos medios que matan los diálogos, No a sicópatas que revisan tu vida por facebook. NO MÁS

El Amor en los Tiempos del Cólera.

Me pregunto, dónde esta el misterio de conocer a la otra persona, descubrir sus virtudes y sus defectos, y reírte de verdad, y no un idiota y poco ocurrente "jajaja" del msn.

Facilísima


Existen amigas para todo: algunas son perfectas para ir de comprar, otras para ir de mochileo o excursiones a la montaña. Están esas amigas con las que estas todo el día riéndote, con las que cocinas, las que aman ver películas, o esas que te acompañan a llevar al gato al veterinario y esta ese otro tipo de amigas que tu llamas exclusivamente para irte de farra.
Y este es un punto importante, a ella jamás la llamarías para irte de vacaciones, o cuando te rompen el corazón. Nunca. Tu relación con ella transcurre en cumpleaños, fiestas, discos y uno que otro pub. No la invitarías al bautizo de tus hijos o en la cena de la facultad.

Yo tengo una amiga, Facilísima: ella es alta, flaca y toda su ropa es ajustada o sugerente. Se tiñe el pelo rubio con mechas y jamás sale sin tacos. Va a las discos de moda, donde conoce desde el guardia hasta al administrador del lugar. Facilísima ha besado a cada uno de ellos y a los que no, les tiene ganas. Todo en ella grita sexo, sus movimientos, su ropa, su peinado: todo.
El problema de Facilísima es que los quiere a todos, al entrar a un lugar compite inconscientemente con todas las mujeres. Quiere que todos los hombres la miren (aunque sean unos viejos verdes y asquerosos) que no le quiten los ojos de encima y le compren tragos caros, la paseen en sus autos descapotables y le digan lo linda que es.
Si alguna vez cometemos el garrafal error de presentarle a nuestros novios, a los 30 min se hizo intima del y se ríe de todos sus chistes como si estuviera drogada, si vas al baño al volver la pillaras sentada en sus piernas mientras le dice "chanchi"
La verdad es que las Facilísima tienen sus días contados, esta bien, siendo jóvenes y con los jeans ajuntados causan furor, pero al pasar los años siguen creyendo que se ven como de 20 mientras bailan desenfrenadas en alguna disco semi vacía.
Para finalizar las Facilísima no tienen amigas, solo amigos que esperan poder emborracharla para acostarse con ellas; tampoco son las hijas favoritas; ni estudiantes modelos; ni tienen nada especial dentro de esa cabezota llena de tintes para el pelo.
A los 40 Facilísima tiene 2 divorcios en el cuerpo y su matrimonio más largo duro 3 años. Se acostó con el mejor abogado de la ciudad y sacó una excelente indemnización, que se la gasta en irse de juega con sus amigas post divorcio mientras coquetea tristemente con universitarios.
Salud!