realidad


Él camina siempre mirando las copa de los árboles, tanto así que sufre de dolores en el cuello. Por eso no se dio cuenta que iba directo a chocar con ella, que siempre camina mirando sus zapatos.
El viento viña marino hizo volar planos, maqueta y unos cuantos articulos.
Se rieron avergonzados. Tanto que el miraba sus zapatos y ella los árboles.
Entre las cosas él se quedó con un cuaderno que hablaba de procesos, plazos y tribunales. En la tapa un nombre, una universidad, un teléfono.

Él camina siempre mirando las copas de los árboles, pero ahora baja de vez en cuando la mirada a unos ojos grandotes que le sonríen.
Sus planos llenos de edificios extraños, y otras invenciones se revuelven con códigos herméticos. Aveces ella busca un articulo y se encuentra con dibujos y flores o pedacitos de alguna maqueta destruida por la feroz Felpa.

Él camina siempre mirando las copas de los árboles, ha creado un mundo de maquetas y planos, donde sólo ellos dos caminan por las calles llenas de risa y pedacitos de masking tape.

4 ¿ecos?:

Paz · dijo...

Hola!.. no se, creo haberte visto un par de veces en la U (UAI o me equivoco?)

puedo estar equivocándome, no se ve mucho tu foto.


Me gustan tus palabras, simples, sin tanta rimbombancia, me relajó leerte y a ratos -con algunos post anteriores- pude sentirme identificada, con un par de situaciones.


saludos.

Mannelig dijo...

Sencillo y creativo al mismo tiempo, gran combinación.

Sara dijo...

Oh! me encantó!! ;)

FERNANDO ENRIQUE dijo...

.:.

que bonita manera de presentar la realidad, parece dickens: ameno, divertido y a la vez profundo y serio

como un juego de niños


.:.