La Amargada


Todos alguna vez hemos sentido pánico cuando alguien nos dice que nos estamos volviendo unos amargados, pero ella en vez de poner los ojos en blanco y responder alguna excusa de su comportamiento, sonríe complacida.

La Amargada no siente vergüenza y menos aún oculta su mal humor, ella goza criticando los menús de los restaurantes y molestando al garzón cada cinco minutos porque su plato no tiene la cantidad de sal que ella quiere, se enfrió, o porque su porción es mas pequeña que la de sus amigas. No importa si su reclamo tiene fundamentos o si ella esta facultada para hacer la queja, a la amargada le da lo mismo importunar a la gente con sus demandas.
La Amargada odia las películas de Walt Disney, el pan integral, las cajeras lentas, los peajes, a sus amigas con novio, a sus amigas con hijos y marido, odia todo de sus amigas.

Ella espanta a los chicos con sus comentarios suicidas y maniáticos. A la primera cita le suelta sin filtro que odia los que dejan la tapa arriba del water, los que sorbetean la sopa y un sin fin de desequilibrados e histericos comentarios que provocan la huida instantánea del galán en cuestión.

Pero La Amargada no sufre con este rechazo, no, muy por el contrario ella disfruta con las bajezas de la vida. Es de las que sonríe cuando a un niño se les cae el helado; goza soberanamente cuando una de sus amigas le cuenta entre llanto y mocos que su novio de 5 años en verdad era casado y con 3 hijos; no puede simular su regocijo cuando llega el encargado a retar públicamente a la cajera del supermercado por ineficiente.

Pero por karma o justicia divina, todas sus vilesas se devuelven.
Finalmente La Amargada termina viviendo sola, fumando dos cajetillas diarias con los dedos y los dientes manchados con nicotina, no tiene gatos, ni perros, ni empleada que la soporte.

12 ¿ecos?:

Ale dijo...

odia los peajes, las cajeras ineficientes, a sus amigos ajajajjaja

eres increible describiendo, que miedo. Ahora empiezo a comprender el mundo feminino.
cuidate

i am... dijo...

Quejicas... será que se trata de un selecto grupo en el que todos sus miembros son elegidos y entrenados por y para su causa? ...Como es posible que vayamos donde vayamos, hagamos lo que hagamos, siempre nos encontramos a uno de ellos haciendo eco de sus quejas? Da lo mismo que asistamos a una cena, que cambiemos de trabajo o que vayamos a la cima de una montaña, siempre están presentes.

Es admirable su lucidez y capacidad mental para encontrar los motivos que provoquen sus quejas, como conseguirán encontrar siempre esa tripa que les duele? Para mi es un verdadero misterio. Si hace frío, porque hace frío, y si no, es porque no hay quien aguante el calor, si con un poco de suerte la temperatura es de su agrado, entonces es que tienen hambre, o necesitan un lavabo, la cuestión es protestar como único sistema.

Debo confesar a esos quejicas e inconformistas, aun a riesgo de que no se lo crean, que los demás también sentimos frío, y calor, y tenemos hambre, y sed, y también encontramos la comida salada, y nos fastidia llegar tarde por culpa de un atasco, pero si encima, de todo eso tenemos que aguantar sus quejas repetidas, la verdad es que se nos puede agotar la paciencia, y es que todo en esta vida tiene un limite !!!

El caso es que como ya sé que nunca estarán contentos con nada, y que tampoco harán nada para evitar los atascos, o para que el sol caliente menos, para que el invierno no sea tan frío, o para que la carne no este dura, por lo menos podían callarse y dejar de dar el coñazo.
Nuestra vida no mejorará, pero al menos será más llevadera.

Gonzalo dijo...

ajajajaj

turitupatapii...

alguna amargada para mi?
la sofi ama tu blog, dice que dejes la universidad y te dediques a escribir en alguna revista ajajja tal vez vallas a ganar mas q de abogada jajaajaj

besos y abrazos

RuMBi dijo...

jajaja gracias por pasarte por mi blog.

Creo que conozco a un par de esas que describes :P

Seguiré leyéndote.

Saludos!

moichispa dijo...

lo malo de las amagadas es cuando trabajan en algun servicio con trato con el publico y te hacen la vida imposible por simplemente toparse contigo. Si te fijas las hay en todos lados

Carlos F. Jamett dijo...

Y lo terrible es que lo goza, jaja. Buena entrada, como nos tienes acostumbrados.

Víctor dijo...

Me gustó mucho esta entrada, Nicole. Conozco a unas cuantas que encajan a la perfección en ese molde. Su única solución en la vida es encontrar un sumiso con quien compartir sus días y a quien arrojar sus improperios. Aunque la versión masculina de ella ("El amargado") tampoco tiene desperdicio.

Saludos lelos!!!

Sara dijo...

¡¡Me encanta tu blog!! Me tienes aquí, leyendo como una loca... tienes una nueva seguidora ;)

Sil dijo...

Destesto al tipo de personas que se quejan de todo y no hacen nada!! la vida es una sola y hay que vivirla, sepanlo!!!!

RuMBi dijo...

jajajaja tengo ganas de más textos tuyos!!

Saludos!

nikuzcategui dijo...

tengo una amiga igualita! jajaja
se muere de gozo cuando le dicen lo amargada que es!
y es lo que mas me llama la atencion de ella... que es transparente!

Emma Grandes dijo...

Amargadas hay muchas en esta vida, y creo que todos y cada uno de nosotros hemos sido tachados de amargados alguna vez. La amargura tiene diferentes vertienes, tiene distintos significados.
Pero nadie se preocupa por saber los motivos por los que ha llegado a ser un@ Amargad@.
Intentan amargarte a ti con sus comentarios y actuaciones. ¿Quién no ha tenido alguna vez un vecino amargado? Yo sí, y te puedo asegurar que, en este caso, has dado en el clavo.
Enhorabuena!!!!