Escribir

Las secuencias y las consecuencias.
Escribir.
Existir y vivir. Cada acaecimiento de mi vida, necesito escribirlo, así lo doto de realidad. Escribir sobre la propia vida es complicado. Es dotar de existencia a todo lo que nos rodea.
Es inmensamente importante escribirlos. Si no lo hago, me ahogan. Me asaltan en las noches y espantan el sueño. Se vuelven etéreos los recuerdos, se disuelven con el transcurso del tiempo. Escribirlos los inmortaliza.
La tinta se derramaba por las hojas, cada acontecimiento diario estaba correctamente almacenado en algún cuaderno, servilleta, pagina en web, alguna boleta. Nada se queda en el tintero, todo necesita ser dotado de realidad.
Por eso nunca escribo las perdidas y las penas. Anotarlas hace que se materialicen y que su olvido sea imposible.
La palabra es increible, creadora de realidades.