El Amigo Borracho

No importa que edad tengas, el amigo borracho puede presentarse en cualquier etapa de tu vida, y si tienes mala suerte, en todas. No hay distinción si son quince, veinte, o cincuenta años.
Así como no importa la edad, tampoco importa el trago que se este tomando, tu amigo borracho siempre queda como piojo sin distinguir entre el ron, vodka, tequila, un chivas regal de 25 años o un vino rancio en caja mezclado con alguna alternativa barata de la coca cola.
En verdad, a ti no te importa que tome hasta que no pueda respirar, o que su sangre ya no circule por la cantidad de alcohol que lleva en las venas. Lo que te molesta es hacerte cargo una y otra vez del. Porque claro, él toma indiscriminadamente hasta perder el conocimiento, al otro día despierta sin resaca (ya que vomito hasta el hígado y tú debiste ayudarlo) y de buen humor dice que lo pasó fenomenal, que se repita y juntemonos todos de nuevo el próximo fin de semana.
Lo que tu amigo borracho no recuerda, es que a la tercera copa ya cantaba sobre la mesa, le declaraba su amor incondicional a alguna desafortunada por celular a las tres de la mañana, y trataba de impresionar con chistes que nadie entendía porque ya no modulaba. A la cuarta o quinta copa ya esta devolviendo todo lo que comió sobre la alfombra persa (que la dueña de casa compro en su luna de miel) y reclama que lo dejen tranquilo, que no es nada que esta bien. Tampoco recuerda que no quería irse de la fiesta (que ya estaba vacía) o la cara de lastima que tuviste que poner al chofer del taxi para poder dejarlo en la casa. Así como no recuerda, que perdió sus llaves y debiste llevarlo a tú casa, limpiarlo y acostarlo.
El amigo borracho el resto del tiempo es bajo perfil, casi nunca alza la voz, no coquetea con nadie, siempre esta conforme y se ríe bajito. En verdad es un amor, y sin importar todas las cagadas que se mande borracho lo adoras.
El amigo borracho es aquel que se sube a la micro equivocada a las 4 am y sí por intervención divina tomó la correcta se queda dormido y despierta en el troncal sur a cuarenta minutos de la ciudad, sin las zapatillas y ni hablar de la billetera. Es aquel que al salir de una disco entra a un servicentro y roba las galletas (porque es muy rudo) que luego tú tienes que pagar. Es ese que llama trescientas cuarenta veces a una pobre mujer para pedirle por favor que lo deje ir a verla, ella acepta por hastió o por lastima, y cuando él llega ya es tarde, ella esta furiosa y lo deja durmiendo en la calle o en el cajero automático mas cercano. Es él que lo asaltan con su propia navaja inglesa que llevaba oculta en el calcetín para defenderse en caso de emergencia.
Por último tu amigo borracho participa en todos los concursos que tienen por condición ponerse en ridículo sobre un escenario. Lo has visto en cuatro patas haciendo sonidos de camello; perreando el reggaeton sin camisa y haciendo el koala; es el primero en llegar con un condón o un sostén rojo y ponérselo como sombrero y al mismo tiempo que baila polka sobre la barra.
Lo más chistoso, es que pierde todo su orgullo por un free pass o una lata de cerveza nacional. En verdad a tu amigo borracho no le importa el premio, el premio para él es la perdida total y absoluta de su dignidad y de la tuya, porque claro, cuando gana grita esto es pa ti, que eres mi mejor amiga, ¡sí, ella! la de pelo largo, la que se esta hundiendo en su silla y mira con cara de odio.
Aún así es imposible odiarlo, y no sabes si es el karma o que, pero sin importar cuanto espectáculo gratis haga en vía pública, tomas el teléfono cada día viernes en la tarde y le preguntas invariablemente ¿Qué haces hoy?

4 ¿ecos?:

Víctor dijo...

Posmoderna, yo tengo (o tenía) unos cuantos amigos de esos (reconozco que yo fui "uno de esos" durante un tiempo) y ahora ya no llamo a casi ninguno. Quizás la edad, quizás otra cosa. Al final acabas hartándote de ellos, ya lo verás.

Saludos desde mis realidades para lelos a tu realidad desechable!!!

nano dijo...

.:.

epa, a mi también me encanta el teatro, tengo algunas piezas escritas, me encanta wilde...

y por donde prefieres que te leamos?


.:.

Anónimo dijo...

Sil

Hola!! Lo que me rei con este post,por DIOS!!! Es cierto todo!!! jajajaaa malditos looser bebedor!!! jajajaja sos una genia de la descripcion, ah! y ese es justamente el amigo que desconoce de etica y moral jajajaja

Nicolás Riffo Neghmer dijo...

ajajajajaj pero esos son los mejores amigos de toda la vida, por dios posmoderna!