La Ballena y Jonás


Jonás hostiga a la Ballena, la insulta, la provoca, le dice que se aprovecha de los peces pequeños y que es incapaz de devorar a un hombre. Al final la Ballena, harta de verse así de vilipendiada o sólo por hacer callar a ese energúmeno, se traga a Jonás sin hacerle el menor daño.
Una vez dentro del vientre de la Ballena, Jonás empieza a correr por todos lados, grita, da puñetazos y puntapiés en las paredes del estomago de la Ballena. Al cabo de una horas la Ballena, enferma de nauseas, vomita a Jonás sobre la playa.
Jonás por su parte, cuenta a todos que permanecido un año entero dentro del vientre de la Ballena, inventa historias heroicas, y hasta afirma que la Ballena le tuvo miedo.

Moraleja: si eres grande y poderoso como una ballena y algún Jonás te desafía ¡no lo devores! porque lo vomitaras transformado en héroe

1 ¿ecos?:

Anónimo dijo...

Ahora es un excelente momento para volver a criticar los libros por la portada, querida nicole.
Nos vemos el viernes, no olvides mi libro.



Fran.