Gente Moderna

En año nuevo existen dos tipos de personas: las que gastan una pequeña fortuna para ir a una fiesta topisima, pero llena de extraños embriagados con ron y red bull, y los que lo pasan increíble todos los dias.

Hombres

Los hombres se dividen en: Los que te piden el teléfono, y los que te preguntan tus dos apellidos para buscarte en facebook.

Sin Talento

Cuando era chica trate de entrar varias veces a la academia de teatro del colegio, a la tercera me aceptaron sólo porque la profesora impartía además literatura. Una vez dentro, hicieron los casting, y luego de súplicas sólo conseguí el penúltimo papel: era literalmente una pared. Debí disfrazarme con ladrillos y cal, una sabana llena de agujeros por donde los enamorados hablaban. Ridícula.
Por otro lado, me encargaban todos los trabajos plásticos.
Fue entonces, (disfraza y patética, con los ojos llenos de lágrimas frente al colegio) cuando descubrí lo que algunos denominan, tener o no tener talento

La gente normal comprende rápidamente para las cosas que tiene facilidades y para cuales no. Un par de errores frente a los amigos (y bromas que te perseguirán toda la vida) hacen que cualquier estúpido con dos dedos de frente desista de sus ilusos sueños de artista
Por eso me río hasta quedar morada al ver un Sin Talento a estas alturas de la vida.

La Sin Talento es linda, esbelta, muchas veces calificada de bella, pero en eso se queda. Estudio una carrera horrible de fácil porque su verdadero interés estaba en algo mas "artístico", pero la verdad es que no diferencia un verbo de un adjetivo y se enferma con una resta de fracciones.
Por eso la Sin Talento ha tomado durante toda su vida clases de canto y guitarra, sus padres han invertido una pequeña fortuna en su desarrollo artístico porque según ellos su hija es "un diamante en bruto" mientras que Sin Talento nos mutila los tímpanos con sus aullidos de gato enfermo, tiene la gracia de un hipopótamo para la danza moderna y lloriquea hasta que se le secan los lagrimales porque nadie entiende sus obras de arte moderno, que consisten en dementes garabatos sobre un lienzo.
Herida y humillada, se autoconvence que lo suyo es la televisión, se inscribe a todos los reallitys, concursa en todos las actividades extraprogramaticas. Baila en la fiesta de la primavera de algún pueblo perdido, toma clases de modelaje y pierde la poca dignidad que le quedaba, modelando en la inauguración-show del nuevo Jumbo de la ciudad.
Pero NO ella sigue sin gustar, los críticos la detestan, el público se aburre. Sin Talento termina llorando desconsolada porque no tiene las oportunidades o queda afónica gritando histerica que debió nacer en Europa porque acá en Chile esta rodeada de brutos analfabetos.

Linda, no es algo de oportunidades, es talento, se tiene o no se tiene. Pero sigue, continua con tu carrera artística, así yo y mis amigas tenemos algo de que reírnos cuando tomamos el té.
Salud!

Gente Moderna

El Stress y la Depresión son enfermedades inventadas por ejecutivos quejicas y llorones.
En el campo, nadie las padece.

El Registrador Insufrible

Si hay algo que me tiene podrida es la desagradable necesidad que tiene la gente de registrar todas las pavadas que hacen. Estoy hablando del Registrador Insufrible.

Ellos no disfrutan las fiestas o ir a la playa, están pendientes de sacar las mejores fotos, ojala con gente famosa para tratar de escalar socialmente, postean y twiteean cada 10 min, inventando viajes express y fines de semana es spas de moda.
Reconocerlos es facilísimo, son de esos anormales que se compraron un blackberry sólo para estar conectados las 24 horas del dia a msn, sicopatear a sus amigos (y a los amigos de sus amigos) y por su puesto, ver cada 5 min su perfil, como si el gobierno les pidiera por ese medio que salvaran el mundo.
Ellos no van a Machu Pichu a sentir el aire y disfrutar del paisaje, muy por el contrario, están desesperados por bajar a la ciudad y subir todas las fotos que sacaron, para demostrar que estuvieron ahí.
Para el Registrador Insufrible, si tu no tienes cuenta en Facebook, Messenger o Twitter, simplemente no existes, y te mira como si fueras un cavernícola que se come las mascotas de los vecinos.
El Registrador Insufrible es autorreferente hasta el cansancio, esta obsesionado con parecer interesante, entretenido y que su vida es espléndida. A mi no me engañan, son unos perdedores con amigos tan perdedores como ellos mismos, que para hacernos creer lo contrario nos saturan con mensajes que dicen entre lineas "soy un ganador". Lo peor, es que están convencido de que lo son, la verdad es que estan toda la tarde esperando que alguien conteste sus mensajes, encuentas, mientras la gente normal, hace sus vidas, no las inventa.

Yo tengo algo que decirles a esos tarados: me tienen podrida sus mil ochocientas fotos que me exigen que vea con cara de estar entretenida, mientras te veo con la misma sonrisa de imbécil arruinando el paisaje. NO me interesa tu vida, ni lo que almorzaste hoy, no me interesa ver tus vídeos, ni que me llenes el mail con notificaciones.
Mejor hazte a un lado, así no arruinas la foto ni mi día.




Una excelente ilustración de esto nos la muestra Oleísmos:
http://oleismos.blogspot.com/2009/11/registros-privados-vs-registros.html

Pernos y Ñoños


"Él es un Perno/Ñoño" sólo basta con que nos digan eso, para imaginarnos un gordito sudado lleno de espinillas y doblado por el peso de libros. Es esa la imagen inmediata que nos asalta cuando se refieren a ese espécimen en particular.

Ahora bien, existen profundas diferencias entre un Perno y un Ñoño, y aunque muchos griten hasta quedarse sin cuerdas vocales, argumentando que son el mismo tipo de subnormal bueno para leer y aprenderse todo de memoria, yo creo que se debe distinguir y hacer justicia.

Perno: Perno se nace y Perno se muere, esa es la gran diferencia con el Ñoño, él no tiene elección, és y sera hasta el final de sus días: un Perno, sin excepciones. Desde pequeño es segregado por sus compañeros de curso, por lo que ha crecido con un odio hacia la gente. Detrás de sus lentes y ojos de cerdito imagina las formas más crueles de venganza por tantos años de desaires y bromas. El Perno nunca ha dado un beso y está completamente enamorado de la rubia estupenda del curso. Babea y le respira cerca cada vez que puede, le hace resúmenes y le escribe poemas que deja en secreto entre sus cuadernos o en su bolso. En más de una oportunidad una puede sentirse atraída por un Ñoño simpático, pero del Perno JAMÁS el sólo hecho de saludarlos nos causa repulsión.
Él Perno vive con sus padres hasta los 30, tiene una novia virtual que vive en Turkmenistán, todas sus mascotas han muerto por salir corriendo desesperadas a la calle, y sus padrinos sólo lo llaman para Navidad.
Pero no hay que confundir, el Perno NO ES intelectual, muy por el contrario, llena su repugnante cerebro de anime (de mala calidad) y de escritores tan tarados y rechazados como él mismo.
Afligido y atormentado, el Perno se refugia en los estudios sacando sobresaliente en algunos ramos, le ofrecen trabajo y es un jefe opresor y déspota. Maltrata psicológicamente a sus subalternos para poder curar todas las humillaciones vividas.
La pesadilla del perno son las juntas de ex alumnos, donde vuelve a ser aquel que todos ignoran.

Ñoño: a diferencia del Perno, éste elige su situación, es una opción. El Ñoño entre gastar dinero en una entrada a una fiesta el año nuevo y reventarse tomando Absolut con energética, va al blockbuster mas cercano, arrienda cine arte y duerme pasado las 3am feliz. El Ñoño lee por gusto, no porque no tenga amigos con los que hablar Es él que hace la practica en 3ro de universidad para terminar la carrera antes (mientras todos sus amigos van de mochileo a Perú-Ecuador)
El Ñoño era una persona normal, que un día cambio radicalmente, no es que le hayan salido tentáculos o algo así, sólo opto por el camino que nadie elige.
Es el mateo buena onda que te pasa los apuntes antes de las pruebas, o él que dice chistes relacionados con la materia de clases.
El Ñoño a diferencia del Perno fue al "Paseo del Ombligo" pero mientras sus compañeros iban a la playa, él iba al museo, si sus compañeros hacían tour por las discos de moda, él por los cafés y las librerías famosas. El Ñoño es perfecto para pasar largas horas hablando de literatura francesa y divertirte irritándolo con frases liberales o amorales
Salir con un Ñoño da estabilidad y puedes estar segura que no te va a ser infiel, lo que no sabes, es cuanto tu soportaras sin serle a él.

De tonteras modernas


Crecí leyendo historias de amor, romances épicos y llenos de incertidumbre: esas que te hacen llorar hasta la deshidratación.
Mi adolescencia la pase en la casa familiar, donde el diablo perdió el poncho, tanto así que mis vecinos más cercanos eran los trabajadores de la aduana con Argentina a 30 min, por lo qué en vez de salir a tomar helados o de compras al mall con un grupito de amigas chillonas, me la pasaba junto a mi perro Russ entre árboles frutales y muchas novelas.

Pero hoy tengo una critica formal: Messenger, Facebook y el celular han aniquilado el amor.
Tal cual, nada más desesperante que el tarado que te gusta, vea y se entere de tus borracheras, tus notas de universidad y que amigos (o no) tienes. Nada más patético que te la pases hablando por chat hasta que se te gastan los dedos y se te caigan los ojos por no dormir y en una semana sabes a que es alérgico y si lloró o no con el Rey León.
Nosotras queremos una historia que marque nuestras vidas, un suceso soberbio, no una charla llena de preguntas cliché y carente de espontaneidad.

Es verdad, quien después de conocer a un tipo increíble no ha corrido a googlearlo, como sicópata en serie, buscando; sus ex novias, amigos, que días sale, que marcas de cerveza toma, que escucha, a que facultad asiste, todo! Perdemos tardes enteras mirando cada una de las 800 fotos en las que ha sido etiquetado y aquí viene lo peor: nos creamos una imagen de esta persona, pero no es él, es la imagen que proyecta Facebook, distorsionada y fotoshopeada.
O ese deficiente mental que te llena el celular de mensajitos creyendo que es romántico y tierno. Pues NO, si le gustas que te lo diga a la cara, pero no con mensajitos cobardes y peleles. Que terrible que después de un quiebre, te llegue un mensaje que diga, "podemos hablar?" y si le respondes que es un subnormal te dice que es una quien pone trabas. La traba no es una idiota, es el medio, que si te importa tanto tu pololeo, corre tras ella y dile algo increíble. No le mandes un mensaje majadero!

NO a los mensajes de textos borrachos y fuera de contexto, NO a estos medios que matan los diálogos, No a sicópatas que revisan tu vida por facebook. NO MÁS

El Amor en los Tiempos del Cólera.

Me pregunto, dónde esta el misterio de conocer a la otra persona, descubrir sus virtudes y sus defectos, y reírte de verdad, y no un idiota y poco ocurrente "jajaja" del msn.

Facilísima


Existen amigas para todo: algunas son perfectas para ir de comprar, otras para ir de mochileo o excursiones a la montaña. Están esas amigas con las que estas todo el día riéndote, con las que cocinas, las que aman ver películas, o esas que te acompañan a llevar al gato al veterinario y esta ese otro tipo de amigas que tu llamas exclusivamente para irte de farra.
Y este es un punto importante, a ella jamás la llamarías para irte de vacaciones, o cuando te rompen el corazón. Nunca. Tu relación con ella transcurre en cumpleaños, fiestas, discos y uno que otro pub. No la invitarías al bautizo de tus hijos o en la cena de la facultad.

Yo tengo una amiga, Facilísima: ella es alta, flaca y toda su ropa es ajustada o sugerente. Se tiñe el pelo rubio con mechas y jamás sale sin tacos. Va a las discos de moda, donde conoce desde el guardia hasta al administrador del lugar. Facilísima ha besado a cada uno de ellos y a los que no, les tiene ganas. Todo en ella grita sexo, sus movimientos, su ropa, su peinado: todo.
El problema de Facilísima es que los quiere a todos, al entrar a un lugar compite inconscientemente con todas las mujeres. Quiere que todos los hombres la miren (aunque sean unos viejos verdes y asquerosos) que no le quiten los ojos de encima y le compren tragos caros, la paseen en sus autos descapotables y le digan lo linda que es.
Si alguna vez cometemos el garrafal error de presentarle a nuestros novios, a los 30 min se hizo intima del y se ríe de todos sus chistes como si estuviera drogada, si vas al baño al volver la pillaras sentada en sus piernas mientras le dice "chanchi"
La verdad es que las Facilísima tienen sus días contados, esta bien, siendo jóvenes y con los jeans ajuntados causan furor, pero al pasar los años siguen creyendo que se ven como de 20 mientras bailan desenfrenadas en alguna disco semi vacía.
Para finalizar las Facilísima no tienen amigas, solo amigos que esperan poder emborracharla para acostarse con ellas; tampoco son las hijas favoritas; ni estudiantes modelos; ni tienen nada especial dentro de esa cabezota llena de tintes para el pelo.
A los 40 Facilísima tiene 2 divorcios en el cuerpo y su matrimonio más largo duro 3 años. Se acostó con el mejor abogado de la ciudad y sacó una excelente indemnización, que se la gasta en irse de juega con sus amigas post divorcio mientras coquetea tristemente con universitarios.
Salud!

¡Huye de ellos!

Lo más probable es que en la vida, te topes con muchos tarados. Así de simple, la idea es poder reconocerlos, y antes de que se sepan tu nombre y te "sicopateen" por Facebook o google, agarra tus cosas y corre despavorida calle abajo.

El que ve anime: lo asumo, yo también vi anime en algún momento de mi vida, claro, cuando tenia 12 años. Y es increíble la cantidad de hombres maduros que babosean con colegialas de ojos desproporcionados y faldas minúsculas. Solo imagina que tratara de meterte a la fuerza alguna de sus series favoritas y no te vas a dar ni cuenta cuando lo estés acompañando (ambos disfrazados) a una ExpoAnime rodeada de ñoños y pre adolescentes espinilludos. Yo digo NO, no a estos new nerds que bajan series tras serie quedandose con los ojos cuadrados frente al computador, por ultimo que vean películas o series de Fox, pero NO anime, no a los 25 años, NO. Que va a venir después ¿los cariñositos, o los power rangers?

Él Farándula: Su vida es una pasarela, salta como garrapata de fiesta en fiesta, de noche te lo puedes pasar divino con él, pero a la mañana siguiente buscas desesperada algo con que suicidarte. El farándula conoce todos los pubs de moda y sabe con quien hablar para ir directo al vip. Lo que no sabe es el resto de las cosas: política, libros, actualidad, economía y claro tampoco sabe que tanta fiesta le hace mierda la piel y de pasada las pocas neuronas que aún no ha matado el alcohol. NO al farándula, es como un shot de tequila: lo tomas al seco, te emborrachas y lo pasas genia, al día siguiente quieres morir por la resaca y nunca, nunca más lo pruebas.

El Cabeza de Músculo: todas alguna vez hemos salido con un cabeza de músculo, facilísimo reconocerlos: viven en el gimnasio, siempre usan ropa sport, y están en algún equipo de rugby, basquetbol o artes marciales. El Cabeza de Músculo puede hacerte babear varios días, lo que se acaba inmediatamente al tener la primera conversión con él. El cabeza de músculo no puede resolver los problemas más fáciles de la vida, lo cagan con el vuelto y cree que Coelho es intelectual. Escapate de este deficiente mental antes que te sepas de memoria todos programas del ESPN y abras el diario por el cuerpo de deportes

El sicópata: muchos hombres son potencialmente unos sicópatas, especialmente si no le contestas los llamados, pero alejate, huye de ese tipo que al conocer, te pide tu numero, y la mañana siguiente tienes 3 mensajes de texto con 8 llamadas perdidas de su parte. Te agrego a Facebook y a Msn. ESCAPA, piensa, si él hace eso los primeros dos días, a la semana sabrá de que colegio saliste, que estudias, que ramos reprobaste, los nombres de tus ex novios y un muñequito vudo con tu foto.

El que habla todo el día de la ex: de toda la clase de imbéciles, este es el más idiota de todos. Apenas te conoce, dice que tienes el mismo nombre de su ex, que tu risa, pelo, ojos, pestañas se parecen a la de ella. Si le preguntas que música le gusta, te dirá cuales eran los grupos favoritos de ella, si le preguntas cual fue su ultimo libro, la misma respuesta. Este nanocefalo tiene la habilidad de pudrirnos una velada hablando horas y horas sobre las virtudes de su ex novia que se escapo con un instructor de surf en su luna de miel. No a este tipo que solo busca una sombra y que te pondrá el mismo apodo que a ella. No a este tipo que te usara como paño de lágrimas.
Mejor date la vuelta, que para saber la vida de SU ex, mejor la llamas a ella.

Farándula




Cuando me vine a vivir a Viña del Mar, pensé en la playa, fiestas, amigos, alcohol en cantidades industriales, y mil otras cosas. Pensé en la cantidad de personajes que podría observar, en esa multitud de individuos que sin conocerse tienen los mismos gestos y que sufren como cerdos por las mismas tonteras. Lo que no preví fueron ellos: Los Farándulas.

Reconocer a los farándulas es facílisimo, se exponen grotescamente.
Estar sólo un día con alguno de ellos te hace considerar el suicidio. El Farándula es apuesto, pero su cerebro tiene tanta materia gris como un dedal, se la pasa hablando por celular, de fiestas y juntas. Sabe el nombre de todos los tragos, las marcas y programas de la tele, sabe además que lugares son top y en cuales mueres socialmente. Va por la calle con enormes gafas oscuras de diseñador, saludando a 20 personas por cuadra y mirando su reflejo en cada vitrina.
Los Farándula salen religiosamente todas las noches, despertando pasado del almuerzo, hacen sus vidas después de las 6 de la tarde. Rebotan en asados, a la previas, luego a alguna disco para terminar en un after en algún departamento de Nueva Libertad o Con-Con.
Se sacan fotos con un montón de amigos postizos que ni siquiera saben su segundo nombre. Van a todos los lugares nuevos, modernos y top, en donde las mujeres por ley usan tacos, peinados artificiosos y kilos de maquillaje.
Los Farándula hacen lo que sea por vender su imagen, como son dueños de una gran simpatía, te convencen de que son personas muy solicitadas, que tienes el "privilegio" de ser su amiga y que ojala te pegues con piedras en los dientes porque te invita a salir.
El sueño frustrado de los Farándula es ser modelo, famoso o salir en la tele. Su pateticidad llega a tal que hasta tiene un "book" en donde sale haciendo poses vergonzosas y esta tan fotoshopeado que con suerte logras reconocerlo. Asisten a todos los casting, a todas las reuniones, a cada una de las mega fiestas exclusivas, aunque se gasten el sueldo del mes en la entrada.

Lo realmente triste de los Farándula es que su vida tiene la profundidad de un charco callejero: estudia una carrera de mierda en una universidad privada y desconocida; no vota porque ignora los nombres de los candidatos presidenciales; confunde a Smith con Marx; las fuentes de sus opiniones provienen de algún matinal y se cree intelectual porque leyó "El Principito" en 8vo básico.
Adoran histericamente a las celebridades criollas, envenarían al Papa por una foto con Carlita Ochoa y no se pierden ningún reallity de famosos.
Son engreídos, altaneros, vanidosos, orgullosos y pateticamente ignorantes.

Los Farándula caminan por las discos de moda sintiéndose semi-dioses, contestando su celular y repartiendo saludos, lo que no saben, es que tanto humo les hace mierda la piel, y de pasada el poco cerebro que les queda.

La Romántica Afligida



Todas las mujeres fantaseamos con escenitas rosas y grandes historias de amor que contar a nuestras amigas para que mueran de envidia. Hasta la mas practica de las mujeres le han brillado los ojos llenos de lágrimas esperando una carta, un pasillo de su casa lleno de pétalos de flores, una declaración de amor escrita en el espejo empañado.
Pero la fantasía es una ilusión que se desaparece tan rápido como llega. Sí, es verdad, morimos por un príncipe azul que nos regale flores, pero hay mujeres que degeneran la ficción.

Aquí es cuando entra la Romántica Afligida, ella satura el romanticismo hasta volverlo patético. Se pasa la mitad de la vida imaginando momentos cursis y ñoños. Nunca esta realmente satisfecha con sus relaciones, su capacidad de imaginar situaciones dignas de Corin Tellado es alarmante, por eso, podemos clasificar su vida en dos fases.

Si la Romántica Afligida esta solera, sufre como un cerdo todos los días al acostarse sola en su cama llena de cojines y bordados. Lo que la distingue, es que siempre esta alerta, porque lo realmente triste es que ella esta convencida que algo extraordinario pasara, y si no es hoy, sera mañana.
La Romántica Afligida si va en la micro mira continuamente quien sube, con el corazón en un puño imaginando que él próximo pasajero, llegara y al verla quedara tan enamorado que le pedirá su mail y la seguirá tres cuadras, que al hablar reconocerá su perfume y comentaran libros en un delicioso viaje por la ciudad. Si esta en la biblioteca sueña con tropezarse por algún pasillo con un intelectual magnifico que recoja sus apuntes con una sonrisa nerviosa, y que ella al llegar a su escritorio encuentre una nota que diga "te amo".
Cada vez que ella llega a su casa espera encontrarse a su ex novio enamorado y arrepentido cargado con un oso de peluche tamaño familiar y un ramo de globos en forma de corazón.
Lo terrible es que ella sufre, porque la esperanza es verdadera, le tiemblan las rodillas de emoción cuando camina por los pasillos desiertos de la biblioteca. Y llora amargamente antes de dormir, y mientras llora, llega alguien que le limpia las lágrimas y la acurruqua mientras le dice todas las cosas bellas que imagino durante el día: lastima que este profundamente dormida hace más de una hora.

En cambio si la Romántica Afligida esta en una relación, siempre esta descontenta. Ella puso todas sus espectativas en el pobre tipo que tiene de novio. Si cuando estaba soltera se pasaba el día entero imaginando tonteras, ahora tiene a alguien con quien materializar todas esas fantasias ñoñas y sentimentaloides.
Ella sueña con llegar de la oficina y encontrar la casa llena de velas rojas y la tina con espuma. O que él esconda en su cartera una carta de amor. En esta etapa la Romántica Afligida es cuando mas frustración siente, porque cuando llega a su casa no encuentra vino y velas, NO muy por el contrario, la casa esta asquerosa, en la cocina sólo hay sobras de pizza y su amado príncipe azul esta viendo fútbol con 5 amigos en el living rodeados de cerveza barata.
Ella también se acuesta llorando, solo que sus sollozos son silenciados por unos ronquidos que provienen del otro extremo de la cama.

Ella y Nosotras


Situación: todas suspiramos de amor por un compañero de universidad. Por supuesto él es perfecto: su sonrisa, su pelo casualmente despeinado, sus ojos azules, y su acento francés porque recién el año pasado se vino a vivir acá. Todas lo aman, se derriten por él, hacen desvíos por los pasillos para encontrárselo varias veces, toman el café que el elige. Pero para desgracia de todas, él puso sus ojos en una sola, y aquí las diferencias, entre ella (la elegida) y el resto de nosotras.

*Momento: salida de la universidad.
-a ella: sin conocerla, a la salida de la universidad para en seco el auto y ofrece llevarla a su casa con cara de cordero degollado enamorado.
-a nosotras: pone los seguros, sube los vidrios y acelera a fondo.

*Momento: carta
-a ella: le escribe enternecedora carta, llena de poemas y frases lindísimas, con letra cursiva, mano escrita, bien doblada, con un sobre lleno de corazones
-a nosotras: nos da un boleto de micro que diga "te llamo"

*Momento: están en una fiesta en su casa y tienes frio
-a ella: busca desesperado en su closet su mejor abrigo, y le hecha de su perfume para que nunca se olvide de su olor. Le dice que se lo lleve a la casa, que cuando quiera se lo devuelva.
-a nosotras: te pasa el chaleco que tiene las mangas mordisqueadas que uso en segundo básico para el colegio. Al terminar la fiesta, te lo pide, porque "Chaly" su perro tiene frio.

Momento: invitación a comer
-a ella: elige con anticipación un restaurante francés, para deslumbrala con su conocimiento en la gastronomía de su país, desgustando los mejores vinos y postres.
-a nosotras: nos compra unas papitas fritas en sobre en la cafeta de la u.

Y así, miles de ejemplos, si a ella se la topa en la universidad la saluda y le pregunta hasta por los primos en 5to grado, a nosotras ni nos mira somos parte del inmobiliario de la sala.
Si con ella tendría 5 hijos, dos perros golden y una casa en la playa, a nosotras nos regala un kiltro asqueroso que atropello cuando salia borracho de alguna disco, con 3 minas en el auto.
Si ella, lo agrega a facebook o msn, el acepta inmediatamente y espera con toda el alma que le hable. Si nosotras hacemos lo mismo, quema el computador y demanda a facebook por mal uso de información.

Consumista Insatisfecho

Se deslizan por los pasillos a sus anchas mientras pasean sus ojos de cerditos insaciables por los estantes.
Son los Consumistas Insatisfechos, van más al supermercado de las que llama por teléfono a su mamá enferma. Recorre de memoria las diferentes secciones de los nuevos hiper mercados de 900 mts cuadrados, saben cada uno de los precios, las marcas, calidades, sabores, texturas: ¡todo!

El Consumista Insatisfecho busca ansioso un nuevo producto, algo que pueda satisfacer una necesidad que antes no tenía. De pronto le parece indispensable; pantuflas de tiburón, pocillos para las bolsitas usadas de té, moldes de chocolate en forma de estrellas; chales para la cama; cremas que nunca usara mas de 3 días seguidos; bandejas, etc.
Aprieta las manos frustrado al pasar por las mermeladas y no descubrir nada nuevo, nada fantástico, ni un sabor exótico.
Camina atormentado, maldice a los ingenieros comerciales, los genios del marketig, a los ingenieros en alimentos, a los creativos, a la gente conformista que compra siempre los mismos productos.

De pronto su angustia desaparece ¡la zona de exportación! llena su carrito de salsas italianas, chocolates suizos y fideos chinos. Ahora sonríe aliviado...

Pero mañana volverá, a tratar de llenar su vacía existencia con productos que su tarjeta de crédito pueda comprar, lastima que no vendan una vida envasada.

La Patética


Todas las mujeres tienen algo de patética, no importa que tengan un doctorado o si limpian los pasillos de un hospital, no importa.

Pero ellas rompen todos los esquemas, su misión en la vida es barrer con su dignidad, su día no esta completo si no ha sufrido más de una humillación pública.
La Patética es impredecible, hace las cosas que nadie haría, por cosas/alguien que ni siquiera quiere, y ES patética por eso mismo, por hacer tonterías que nadie comprende, ni ella misma.

Cuando quiere cambiar de look, en vez de hacerse un corte moderno y chic que concuerde con su contextura física y la forma de su rostro, ¡no! ella se hace la permanente cubana, se lo tiñe color rojo pasión porque según ella le da un estilomediterraneo y se pinta las uñas azul eléctrico. La patética no se ve top, ni chic, ni nada, se ve lo que es: recargada, ridícula, patético.
Si ella termino con su novio hace 5 años atrás, aún lo llama 10 veces al día, dejándole mensajes anónimos y sentimentaloides, llamando a sus ex suegros para su cumpleaños, le espanta a las novias, y de vez en cuando se deja caer en su casa a las 5am totalmente borracha.

La Patética son de aquellas que no pueden hacer nada bien, en el momento que inician cualquier tarea pasa algo en el intermedio que frustra su termino.
Si hace pastas olvida la sal; si se va a pintar las uñas no respeta los bordes; si tiene un gato no le corta las uñas y pierde todos sus muebles; si va al cine elige la película que es pifiada en losOscar ; si tiene prueba estudia todas las guias! pero de otra asignatura; si la asaltan, justo llevaba en la cartera el sueldo del el mes y el de sus compañeros de trabajo, etc.

En las citas la patética hace todo mal: llega apestando a su perfume; los labios cargados de rush; se mancha la camisa con salsa; dice al comienzo que no bebe alcohol; para terminar tomando a dos manos un mango sour doble. Si él soporta todo esto, la patética lo estropea relatandole las historias de sus ex novios, y de que se quiere casar para tener 5 hijos y no trabajar más.

La patética cuando nos llama por teléfono sufrimos de antemano, sabemos que para salir con ella debemos llevar otra polera en la cartera, un pack de pañuelos desechables, y el doble de dignidad, la tuya y claro, la de ella.

La Amargada


Todos alguna vez hemos sentido pánico cuando alguien nos dice que nos estamos volviendo unos amargados, pero ella en vez de poner los ojos en blanco y responder alguna excusa de su comportamiento, sonríe complacida.

La Amargada no siente vergüenza y menos aún oculta su mal humor, ella goza criticando los menús de los restaurantes y molestando al garzón cada cinco minutos porque su plato no tiene la cantidad de sal que ella quiere, se enfrió, o porque su porción es mas pequeña que la de sus amigas. No importa si su reclamo tiene fundamentos o si ella esta facultada para hacer la queja, a la amargada le da lo mismo importunar a la gente con sus demandas.
La Amargada odia las películas de Walt Disney, el pan integral, las cajeras lentas, los peajes, a sus amigas con novio, a sus amigas con hijos y marido, odia todo de sus amigas.

Ella espanta a los chicos con sus comentarios suicidas y maniáticos. A la primera cita le suelta sin filtro que odia los que dejan la tapa arriba del water, los que sorbetean la sopa y un sin fin de desequilibrados e histericos comentarios que provocan la huida instantánea del galán en cuestión.

Pero La Amargada no sufre con este rechazo, no, muy por el contrario ella disfruta con las bajezas de la vida. Es de las que sonríe cuando a un niño se les cae el helado; goza soberanamente cuando una de sus amigas le cuenta entre llanto y mocos que su novio de 5 años en verdad era casado y con 3 hijos; no puede simular su regocijo cuando llega el encargado a retar públicamente a la cajera del supermercado por ineficiente.

Pero por karma o justicia divina, todas sus vilesas se devuelven.
Finalmente La Amargada termina viviendo sola, fumando dos cajetillas diarias con los dedos y los dientes manchados con nicotina, no tiene gatos, ni perros, ni empleada que la soporte.

Crespitos

Todas las mujeres alguna vez en nuestras vidas hemos sido Crespitos, y eso es por nuestra estúpida esperanza de creer en la promesa de algún hombre desalmado .
Quien de nosotras no ha mirado 100 veces el celular en menos de 8 minutos para comprobar si ha llamado o no?

Pero en todo grupo de mujeres existe una Crespitos.
El problema de Crespitos es que cree irremediablemente en la palabra de su amado, es tanto así, que un simple "te llamo en la noche" se convierte en una promesa de matrimonio que incluye una luna de miel en Venecia.
Crespitos tienen la impresionante habilidad de imaginar realidades de las frases mas simples y mundanas, tratando de cimentar sus inocentes fantasía con cualquier sonrisa o algún gesto tierno. Ella no escatima esfuerzos, todo lo recicla y lo convierte en una promesa de amor que él no tuvo el valor de decir.
Crespitos se depila todas las semanas, usa un acondicionador especial para mantener el cabello precioso, siempre anda con los labios pintados, siempre esperando que en algún momento suceda aquella llamada prometida, o que suene el timbre a las 3 am, no importa, Crespitos igual recibirá a un borracho pasado a vino barato.
Así como siempre lo espera, como siempre piensa en él. Así también justifica todas las acciones del tarado con el que sale: si no la llama es porque esta en una reunión importante, o rindiendo el examen de grado, o su mamá esta muy enferma; si no fue a verla, es porque al otro día él debía levantarse temprano. Si no llega a dormir es porque el pobre debió quedarse en la oficina trabajando hasta tarde.
Crespitos no solo pasa la vida inventando excusas para justificar los desaires de sus novios o pseudonovio, sino que además, tristemente se miente a si misma, autoconvenciendose de las historias mas fantásticas y ridiculas.

Es verdad, todas alguna vez hemos caído en la ridicules de esperar un llamado . Pero Crespitos le pasa toda la vida, y no solo en el amor, sino que también en el trabajo, esta quince años esperando aquel aumento de sueldo que le prometieron el día que la contrataron y ni hablar de algún ascenso.

A pesar de todo, Crespitos es feliz, con cada promesa vuelve a renacer, se da largos baños de espuma con sales de la India, usa su perfume especial, elige un color de labios bonito y pasa horas eligiendo la ropa que usara.
Lamentablemente el único espectador de toda su tarde en la peluquería es el conserje de su edificio o su gato obeso que maulla por más alimento. Porque pase lo que pase, ella siempre se queda con los crespos hechos.

El Amigo Borracho

No importa que edad tengas, el amigo borracho puede presentarse en cualquier etapa de tu vida, y si tienes mala suerte, en todas. No hay distinción si son quince, veinte, o cincuenta años.
Así como no importa la edad, tampoco importa el trago que se este tomando, tu amigo borracho siempre queda como piojo sin distinguir entre el ron, vodka, tequila, un chivas regal de 25 años o un vino rancio en caja mezclado con alguna alternativa barata de la coca cola.
En verdad, a ti no te importa que tome hasta que no pueda respirar, o que su sangre ya no circule por la cantidad de alcohol que lleva en las venas. Lo que te molesta es hacerte cargo una y otra vez del. Porque claro, él toma indiscriminadamente hasta perder el conocimiento, al otro día despierta sin resaca (ya que vomito hasta el hígado y tú debiste ayudarlo) y de buen humor dice que lo pasó fenomenal, que se repita y juntemonos todos de nuevo el próximo fin de semana.
Lo que tu amigo borracho no recuerda, es que a la tercera copa ya cantaba sobre la mesa, le declaraba su amor incondicional a alguna desafortunada por celular a las tres de la mañana, y trataba de impresionar con chistes que nadie entendía porque ya no modulaba. A la cuarta o quinta copa ya esta devolviendo todo lo que comió sobre la alfombra persa (que la dueña de casa compro en su luna de miel) y reclama que lo dejen tranquilo, que no es nada que esta bien. Tampoco recuerda que no quería irse de la fiesta (que ya estaba vacía) o la cara de lastima que tuviste que poner al chofer del taxi para poder dejarlo en la casa. Así como no recuerda, que perdió sus llaves y debiste llevarlo a tú casa, limpiarlo y acostarlo.
El amigo borracho el resto del tiempo es bajo perfil, casi nunca alza la voz, no coquetea con nadie, siempre esta conforme y se ríe bajito. En verdad es un amor, y sin importar todas las cagadas que se mande borracho lo adoras.
El amigo borracho es aquel que se sube a la micro equivocada a las 4 am y sí por intervención divina tomó la correcta se queda dormido y despierta en el troncal sur a cuarenta minutos de la ciudad, sin las zapatillas y ni hablar de la billetera. Es aquel que al salir de una disco entra a un servicentro y roba las galletas (porque es muy rudo) que luego tú tienes que pagar. Es ese que llama trescientas cuarenta veces a una pobre mujer para pedirle por favor que lo deje ir a verla, ella acepta por hastió o por lastima, y cuando él llega ya es tarde, ella esta furiosa y lo deja durmiendo en la calle o en el cajero automático mas cercano. Es él que lo asaltan con su propia navaja inglesa que llevaba oculta en el calcetín para defenderse en caso de emergencia.
Por último tu amigo borracho participa en todos los concursos que tienen por condición ponerse en ridículo sobre un escenario. Lo has visto en cuatro patas haciendo sonidos de camello; perreando el reggaeton sin camisa y haciendo el koala; es el primero en llegar con un condón o un sostén rojo y ponérselo como sombrero y al mismo tiempo que baila polka sobre la barra.
Lo más chistoso, es que pierde todo su orgullo por un free pass o una lata de cerveza nacional. En verdad a tu amigo borracho no le importa el premio, el premio para él es la perdida total y absoluta de su dignidad y de la tuya, porque claro, cuando gana grita esto es pa ti, que eres mi mejor amiga, ¡sí, ella! la de pelo largo, la que se esta hundiendo en su silla y mira con cara de odio.
Aún así es imposible odiarlo, y no sabes si es el karma o que, pero sin importar cuanto espectáculo gratis haga en vía pública, tomas el teléfono cada día viernes en la tarde y le preguntas invariablemente ¿Qué haces hoy?

Semáforos

Existe a mi parecer, una axioma: mientras mas grande la cuidad, mas apurados circulan los individuos por sus calles, asimismo más salvajes se comportan al esperar un semáforo.
Todo peaton es potencialente un barbáro al encontrarse frente a frente a un semáforo en rojo. Los sujetos que están capturados por el semáforo, en esos escasos segundos hacen de las mas variadas cosas, tales como; bufar, mirar repetidamente su reloj o en defecto observar la hora en su celular (¡Oh! ¡querida modernidad!) algunos creen que deben exhibir su fastidio al resto de los sujetos que le rodean, por lo tanto comienza su "danza de la impaciencia" que se asemeja irrisoriamente con la que muestran en el Discovery, estos individuos se estiran, buscan cosas imaginarias en sus bolsillos, levantan la mirada cabreada hacia la luz roja, chocan repetidamente los pies y hasta los talones, se miran las manos, hacen sonar sus nudillos, se mordisquean las uñas y para demostrar que son personas muy ocupadas e importates sacan sus celulares marcando un número al azar y cuando van a decir "alo!" el infame semáforo (¡Si pues! si ellos ya le han otorgado cualidades humanas a este objeto inanimado) cambia su luz roja por la verde. Dejándolos totalmente desamparados; con los pies entrelazados, los bolsillos abiertos y sin nada que responder a la voz que le chilla desde el auricular.
Es entonces cuando el sujeto se demora unos instantes en darse cuenta que es el momento propicio para cruzar la bendita calle, pero ahora la multitud le pisa los talones y lo empuja haciendo que pierda la orientación.
Cuando por fin sale de su desconcierto y mueve los pies hacia la calle rápida y atolondradamente se encuentra que se queda sin tiempo en la mitad y realiza una especie de trote que sólo es atribuible a la gente sedentaria.
Así llega este personaje a su otra esquina, en la carrera se le cayeron un par de monedas, se le enchueco la corbata, llegó un poco desarmado y sudoroso, pero al fin y al cabo siempre digno.

El Afeminado

Camina erguido, con la frente en alto y una sonrisa picara. Mueve las caderas al compás de la música de su Ipod, rié alegre, te plata un sonoro beso en la mejilla: a llegado tu amigo afeminado.
Todas y todos tenemos un amigo afeminado, desde la secretario del banco, hasta la Presidenta de la República. Es imposible no quererlos, porque mientras todos tus amigos normales, se visten de gris y negro para no sobresalir, tu amigo afeminado usa una playera fucsia, pitillos blancos y una visera que dice "sex machine"
Encontramos dos tipos de afeminados: uno de ellos es aquel que reconoce su afición por el rosa y usa ropa interior Victoria Secret, mientras que el segundo sigue vistiendo un traje gris, pero por las noches y lleno de culpa usa sus pantuflas de pompones.


Afeminado Out Closet: es una loca y le encanta serlo, no concibe el mundo sin daikiris, idas al spa de moda o sin comentar la vida de los famosos. Este tipo de afeminado se va de vacaciones a Buenos Aires y aterriza cubierto de regalos y cachibaches. Sabe la ultima tendencia de Dior, Dolce&Gabanna y Armani. Su mejor amiga es una rubia topísima con quien va a veranear a bahía inglesa. Usa unas gafas enormes que le tapan las ojeras en las mañanas, sus pantalones son ceñidos y tiene la cola mas levantada que cualquiera de sus amigas mujeres. Fuma cigarrillos largos de protituta antigua con boquilla.
Para terminar, la vida de este afeminado, transcurre en una fiesta infinita y no importa si es de noche o de día, si hace frío o calor él siempre canta "fiesta fiesta, pluma pluma... gay!"


Afeminado In Closet: A primera vista parace un hombres más, pero con solo hablar con él mas de cinco minutos, te das cuenta que es un afeminado reprimido. Este afeminado trata sin éxito de camuflarse entre los hombres heterosexuales, viste la misma ropa que sus amigos, hace chistes obscenos y tiene una noviecita postiza para frenar cualquier pregunta capciosa, algunos hasta se casan y tienen hijos. Lo terrible de la vida del afeminado in closet, es que él QUIERE ser hombre, quiere que le gusten las mujeres, el fútbol y poder vivir tres días sin ducharse.
Pero no puede, simplemente su naturaleza es más fuerte que su voluntad. Odia los deportes y ama las compras, por eso siempre viste prolijo y tiene un exisito gusto para decorar la casa, tiene las uñas impecables aunque haya jardineado toda la tarde, cuando le cuentas un problema te pregunta como te sientes en vez de dar una solución .
Por último el afeminado in closet cuando esta solo en casa escucha a todo volumen Madonna o Kylie Minogue, mientras baila sobre la mesa del comedor vistiendo sus preciosos calzones rojos.

La Asexuada y la Sexual

En todos los grupos humanos, desde el colegio, pasando por la universidad al trabajo, siempre, pero siempre están ellas: la Asexuada y la Sexual.
Cuando somos chicos no las notamos, creemos que es normal. No se diferencian de las otras niñas, pero con el pasar del tiempo las diferencias se vuelven colosales. En la adolescencia y mientras sus compañeras ya han besado a más de 3 chicos y tienen un pololo dos años mayor que ellas, la Asexuada viste jardineras de jeens y va al colegio con una mochila con rueditas barbie. En cambio la Sexual ha pasado por todos los chicos del colegio y de la ciudad, tiene un fotolog donde sale en poses provocativas y usa cartera en vez de mochila.
Por eso es muy fácil notarlas en la universidad y en su vida adulta, porque no son los pequeños detalles los que las delata, sino diferencias trascendentales. Ejemplos sobran:

Adolescencia.
Sexual: usa todo tipo de cremas y se tiñe el pelo desde los 15 años, en los actos del colegio es la que baila con menos ropa, se pinta las uñas rojas incluyendo las de los pies. Usa un lápiz labial a escondidas de la mamá y dos cuadras antes de llegar al colegio se dobla la falda para acortarla Su estación favorita es el verano, en donde juega volley de playa en bikini frente a una multitud de viejetes verdes.
Asexuada: jamás uso otra crema que no sea la de lechuga en un pote de lata que le dio su abuela y que es muy, pero muy buena. Usa las uñas cortas con una delicada capa de brillo transparente. Su closet esta lleno de pantalones de tiro alto, faldas escocesas hasta los tobillos y sweter con cuello de tortuga. En los actos del colegio es la que hace la decoración. Y su estación favorita es el otoño así puede jugar a tomar el té con su abuela.

20-30 años..
Sexual: El gimnasio y las eternas dietas le han dado un cuerpo curvilíneo que aprovecha a fondo. Vive sola en un departamento donde todo es funcional, pero tienen una cama tamaño king. Va a la peluquería a hacerse masajes de keratina, usa tacos altos, le encanta ir de compras. Toda su ropa es ajustada. Su facebook esta lleno de fotos de ella misma en la playa o en fiestas. Participa en algún teem. Y reemplazo el bikini por un microbikini. Va al solarium y tiene un amigo gay. Tiene de mascota un perro chihuahua que usa como accesorio. Cambia el novio mas seguido que la ropa interior, usa escotes infartantes y jamás, pero jamás la veras un domingo sola en casa, porque claro, el sábado salio de rumba... y de cacería.
Asexual: A los veinte años aun tiene cintura de una niña de 12. Vive con alguna tía o aun con sus padres. Se corta en pelo con la misma peluquera que su mamá cada 3 meses. Su cobertor es color rosa y su ropa interior es blanca de algodón. Nunca le veras un encaje, nunca una polera ajustada, jamás usara una falda sobre las rodillas. La Asexuada con la edad se ha atrevido a usar colores pasteles en su maquillaje y en ocasiones especiales (bautizos, matrimonio de alguna prima, jamás fiestas) usa sus aritos de perla y un poco de brillo - nunca rouge. La Asexuada usa el traje de baño de una pieza con un pareo largo a la cintura. Tiene por mascota un perro ordinario que recogio en la calle. Por último ella aún cree en el viejito pascuero, en el ratón de los dientes y que quedara embarazada por un beso.


40 - 50 años
Sexual: Tiene la piel arrugadísima por el solarium, se subió las tetas y usa tacones altos. Tiene dos hijos de distintos papás. Este es su tercer divorcio. Jura de guata que aún tiene 20 y en las fiestas coquetea con los compañeros de universidad de su hijo.
Asexual: Todavía usa la misma crema que le recomendó su abuela. Se casó enamorada y virgen, él la dejo después de 15 años de matrimonio por una pendejita que se pinta las uñas color rojo, incluyendo la de los pies...


Y aunque son personas totalmente distintas, son las mejores amigas. La Asexuada se escandaliza de las aventuras de la Sexual y está no puede entender como su mejor amiga salio tan mojigata y pacata.
Cosas de la vida.

Él que no aprende

Él que no aprende

Para comenzar Él que no aprende, es aquel individuo que se apretó los dedos con la puerta al entrar y al salir Es al cual las cosas vergonzosas no le suceden una o dos veces, sino que se repiten una tras otra a lo largo de su triste existencia. Esta claro, todos alguna vez hemos tropezado dos veces con la misma piedra, pero ellos se quiebran los dientes y aun no aprenden. Él que no aprende lo definen las situaciones.

Infidelidad: luego de cinco años de noviazgo sabe que le pusieron los cuernos, la perdona y tres semanas después la pilla con su primo en la cocina de la casa de sus padres.
- Normal: no cuenta nada a la familia para no quedar como estúpido, va a su casa a botar todo lo de ella (fotos, cuadernos, recuerdos, peluches, etc) y además regala su ropa a una institución de caridad para mujeres de escasos recursos. La borra del msn y del facebook, cambia el numero del celular y empieza a salir a lugares top.
- Él que no aprende: hace un escandalo en la misma cocina y llegan por los gritos sus padres, los hermanos chicos, los primos y hasta un tio de quinto grado. Llega a su casa destruido, se lanza a mirar sus fotografías en común, llora como un cerdo y luego le llena el mail de cartas lateras y sentimentaloides, sin olvidar los mensajitos por celular hasta fastigarla. Le dice que la culpa es del por no entenderla y no darle todo lo que necesita. Sale a emborracharse por todos los antros de mala muerte y para el abandono total de su dignidad le cuenta la historia a los amigos en común que tienen. A los tres meses vuelve a salir con ella.

Universidad: un ramo es realmente complicado para sus facultades y esta por reprobarlo.
- Normal: se esfuerza, toma clases personales, pide apuntes de los compañeros brillantes y si lo reprueba lo toma nuevamente el segundo semestre con otro profesor para probar nueva suerte y no deja de asistir a ninguna clase.
- Él que no aprende: se esfuerza, va a clase por media, estudia de sus apuntes, cuando reprueba el ramo amenaza al profesor con incendiar su casa o secuestrar uno de sus hijos. Al otro semestre lo toma con el mismo profesor (que ya le tiene sangre en el ojo) porque según él, mejor diablo conocido que uno por conocer. Como ya lo dio una vez se confía y no asiste a ninguna clase, reprueba por asistencia y tiene que acudir hasta al Decano de la facultad para que no lo expulsen de la universidad.

Alcohol: una fiesta barra abierta.
- Normal: toma hasta quedar lo suficientemente ebrio como para poder bailar toda la noche, se ríe con sus amigos, conoce gente, cuenta anécdotas, intercambia números de teléfono, lo invitan a un after y se lleva a alguna compañera discretamente a su departamento.
- Él que no aprende: la fiesta anterior bailo en corazoncillos sobre la barra, así que esta vez quiere reivindicarse, pero como él es de los que no aprenden, no puede. Son las diez y media pm y ya se ha tomado dos litros de cerveza, coquetea descaradamente con la novia del cumpleañeros. A media noche ya ha sacado a bailar hasta a la que lleva los tragos o la cuidadora de los baños, esta desesperado por atención y hace el ridículo frente a todo el mundo. Él que no aprende aprovecha la barra libre y pide todos los tragos de nombres exótico, hasta perder el conocimiento. A la próxima fiesta barra libre hace exactamente lo mismo, aunque el whisky sea whatson, el pisco marca Lider y el ron Mitjans.

La prenda favorita,

Por: Tomás Gonzales R - Estudiante de Diseño en la PUC

Todo el mundo, y no mientan, tienen su prenda favorita o mejor dicho su prenda “de la suerte” .
En el lugar de los machos es la típica polera rancia, que –si Dios lo perdona- es blanca, cosa que de tan favorita, el uso, los carretes y de mases, luego de mil lavados queda amarillenta, roñosa y con aspecto de vagabundo, pero eso no importa, ¡Es la favorita! Tanto es el amor a la prenda que en ciertos casos ya no basta con solo echarse desodorante, sino que tienen que opacar el olor a sobaco con perfumes de diseñador, porque los de la calle a luca no sirven mucho.
En el caso de las féminas, en el mejor de los casos es el típico sus jeans apretados con los que se ven “regias” , porque asi todo el uso no se nota a primera vista. En el peor de los casos es cuando es un sostén, o peor aún: un calzon, que llega tener hoyos de tanto maltrato en la lavadora o forcejeos de la pareja, y lo peor es cuando antes del coito su pareja lo encuentre (suponiendo que aún después de eso siguen siendo pareja) y horrorizado por la ranciedad que tiene en sus manos decida correr, dejando a su amante tirada en la cama.
Pero, ¿porque la gente tiene una polera de la suerta, pantalones del éxito o simplemente una prenda favorita? no es que es la única prenda que se les vea bien y atraigan miradas, porque de ser así- amigo lector que te sientes identificado… ¡Sal al mall! ¡y compra algo de vestir que hoy en día hay oferta por doquier!- NO, la gente las usa por experiencias pasadas, cosas que les han pasado con esa prenda, que puede que haya pasado solamente un vez y nunca mas ocurrió, pero esta el hecho de que SI pasó, y eso se queda grabado en la mente de las personas, relacionando el vestir con el éxito, sin considerar ni una otra variante del momento. Puede que justo esa mina que te agarraste,-prototipo de modelo argentina- termino con su novio y bebió tequila con sus amigas hasta prácticamente perder la conciencia y justo, JUSTO se topo contigo-un chileno como cualquiera, moreno y sin gracia- que estabas usando la misma polera que su exnovio, por eso cayó ante ti, alagando tu estilo y como te veías, solo un mal juego del ALCOHOL Y SOLEDAD.

Ahora gente en conclusión, pueden tener una prenda favorita, pero por favor, no la usen TODOS los días o por mas de 10 años hasta que se caiga a pedazos y ni las polillas la quieran, recuerden que existen mas de una variante para todas las cosas que nos pasan, y la ropa generalmente no es la principal.

El Segundón

El Segundón: este individuo es accesorio, necesita a un amigo para sobrevivir socialmente, por lo tanto se convierte en la sombra de aquel amigo-ídolo que siempre ha admirado en silencio. Este sujeto es fácilmente identificable, y podemos encontrarlo en cualquier reunión ya que es aquel que se ríe de todos los chistes, pero NUNCA lo suficientemente fuerte, celebra todas las bromas de su amigo-ídolo, pero no se atreve a formular una él mismo.
Es probable que haga algún deporte común (como el fútbol) pero siempre se quedo en las pichangas del domingo y ni siquiera en el colegio jugaba de delantero.
El segundón le falta coraje y por eso cuando sale es siempre el amigo-ídolo quien saca a bailar a las mujeres y a él le toca bailar eternamente con la fea. El segundón nunca se arriesga, siempre espera.
Pero este segundón durante años de desplazamientos sociales, hacen mella en la piel y se convierte en uno de esos perritos callejeros, que aunque mueran de hambre, no comen del pan que se les extiende, y por eso también son la segunda opción de las mujeres.
Suelen ser amistosos, pero no lo suficientemente cancheros como su amigo-ídolo, su técnica de seducción, es la mas básica de todas: ser tierno.
Este galán segundón se convierte al tomar alcohol, no por eso saca el pontencial que con el tiempo ha ido perdiendo y que su amigo-ídolo ha opacado durante toda su vida, NO!! muy por el contrario este individuo toma hasta que no puede empinar mas el codo, nadie baila con él, se queda sin plata antes de las 12 y se pelea con los guardias del local quienes lo echan a patadas. termina llamando a alguna fulana para que lo aloje y al otro día se va antes de que ella lo note.
Pero lo realmente triste de el segundón, es que el no se siente como tal, cree que todos lo ven como par de su amigo-ídolo creyendo que no sabemos que antes de dormir cierra los ojos y repite una y otra vez "ídolo, ídolo, ídolo"

Mientras

mientras estas en casa lamentandote por lo q pudo haber sido o lo q fue,
mientras se te cae el techo a pedazos,
mientras le pides permiso a tu madre o padre,
mientras pides monedas para salir,
mientras te drogas o te emborrachas en la calle,
mientras crees o simplemente crees creer q tus problematicas son unicas y exclusivas,
mientras te preparas un pan con "carne de res", tomate hidroponico y palta de malasia,
mientras pregonas a murallas impenetrables,
mientras lloras,
mientras ries,
mientras mientes,
mientras te crees top porque bailas en el vip
mientras simplemente la vendes...

Juegos Urbanos III


- es martes, no quiero salir
- vamos, lo pasaremos bien
- donde iremos?
- al lugar mas rancio y ordinario q encontremos
- ven a buscarme en 15 min

Bailo, las luces y la música nos embriagan. Nos reímos...

Ella grita, me toma por el brazo, fuerte, aprieta sus dedos como garfios. Escapo entre la gente, me grita, siempre me grita. Un guardia, no hay ninguno. Busco a mis amigas, pero ella me tapa todo, con sus gritos, con su mirada irritada.
Se calma, todo.
Bailo, me rio, el pelo suave, cae. Bailamos, nos reímos.
Otro vaso de cerveza y me despido.
Sirenas, luces, credenciales, ¿que pasa?, identificaciones, llamadas telefónicas, llanto. Mas gritos. Mueven influencias, padres abogados y empresarios indignados. Un taxi, nos saca camufladas, se aseguran q nadie nos siga.
- Nunca más
- Nunca más, pero de verdad.

Ya no es gracioso este tipo de salidas. El juego a veces tiene trampas q ningún participante puede pasar. Y esta vez, no hay siquiera jugadores.

Juegos Urbanos II


Sus tacones y su risa hacen eco por la calle...

La azulada luz es tan escaza que no veo nada, la música y las luces me desorientan.
Me tomas de las manos y me llevas, no se por donde camino, solo avanzo a tropezones, no escucho tu voz, pero se que me hablas.
Un espejo, miradas que me dicen que no somos bienvenidas.
Me quiero ir, quiero gritar. Una me habla con desdén.
Me quiero ir, me tomas de las manos, el piso esta mojado, no se ve nada.
Y la música, las luces, no encontramos la salida.
Alguien te habla, te toma por la cintura. Te enojas.
Me quiero ir, le grito, me grita. Miramos desorientadas, con miedo.
La luz azul me ciega.
Ya no es chistoso, no me parece entretenido el lugar, ni la gente, ni su música.

Me tomas la mano fuerte, se que también tienes miedo, de pronto, la salida, corremos, estamos a fuera. el guardia no entiende...

Nunca más me dices...

Nunca más me repito una y otra vez mientras camino y tus tacones hacen eco, pero ya no tu risa.

Juegos Urbanos


Sus vestimentas coloridas, concuerdan con sus sonrisas, sus miradas, sus palabras claras y fuertes.
Todos ríen, beben, algunos fuman, todos fuman, el humo los envuelve. Se saludan, se conocen, bailan. Pueden bailar acompañados o solos, da lo mismo.
Sonrisas.
La música es complice de sus pensamientos. Todos eufóricos, jóvenes, inmortales.
Luego, una propuesta, se escapan entre la multitud eufórica, bajan las escaleras riéndose de su hazaña. Borrachos se suben a un auto que conduce solo por las calles vacías, ascensores que no funcionan.
Juegos, juegos ridículos, sin sentido. Ella se ríe, siempre se ríe, creo no recordar su voz, solo su risa. El humo nos rodea, él corre las cortinas y todo queda a oscuras.
Son tan altos, tan fuertes, tan jóvenes. El juego es ridículo, tanto así que todos participan, nadie cuestiona nada.
Me pregunto tantas cosas, pero sus risas retumban en las paredes y en mi cabeza. El juego, nada importa, sólo el juego.
Luego la danza - su risa -
Se borra todo... su interminable risa...


Despierto
Escucho su risa, ella siempre se ríe.

La detestable amiga que te busca novio.


Todas, pero absolutamente todas tus amigas son potencialmente una buscate-un-novio-perfecto.
Por eso tenemos que tener mucho cuidado, cuidado de no estar solteras cuando la mayoría de tu circulo social femenino esta emparejado. Lo terrible es que no lo hacen con mala intención. Para ella decirte que te peines, que camines derecha y sonrías a todo hombre que cruza la calle, es decir que se preocupa por ti.
El problema de tu amiga es que ella también fue soltera durante mucho tiempo, y secretamente sufría y envidiaba a cuanta mujer tuviese a alguien a quien llamar. Por eso ahora que esta de novia tiene la profunda convicción que ha ganado una carrera, y que su premio es su maravilloso novio. Esto la hace creer facultada para sentir lastima de las demás mujeres solitarias y para demostrar su buena voluntad e infinita solidaridad, trata de encajarte un novio a la fuerza, no importa que él sujeto en cuestión nos parezca repugnante y que prefiramos pincharnos los ojos con un cactus que hablar con la amplia gama de esperpentos que nos presenta.
La amiga busca novio, no te dice a la cara que estas hace mucho tiempo sola, pero en cada conversación se le escapa. Por ejemplo, si están hablando de un hombre cualquiera “haa, yo se que a él le encantas, ¿no crees que fulanito es perfecto para ti?” si quieres quedarte en casa viendo películas mientras te atoras con chocolate, ella propone “y si vamos a la fiesta con mi novio, tiene unos amigos que te van a encantar!” mientras tu piensas que si los amigos de su novio SON como su novio, te arriendas 10 películas y te quedas en casa hasta el mes que viene. Infaltable las frases como “haaa, tu no entiendes, porque estas sola” o mejor aun “vamos a ir al zoológico todos, buscate uno por el día y trata que te dure hasta mi cumpleaños”
Es entonces cuando ya no soportas más, ni una frase más. La quieres, adoras a tu amiga, pero se te hacen insufribles esas miradas compasivas que lanza cuando ella llega del supermercado y él le trae las bolsas. No soportas cuando entra a tu pieza sin golpear, porque si le dices algo, responde con los ojos llenos de inocencia, que da lo mismo, en todo caso no iba a interrumpir nada.
Lo peor de todo, es que tu sabes que cuando se juntan dos o mas amigas de esta especie, después de hablar de lo maravilloooooso que son sus relaciones, se miran preocupadas y comentan sin tapujos los meses que llevas un letrero de soltería en la frente y para finalizar, hacen el pacto (porque son MUY, PERO MUY buenas amigas tuyas) de buscarte un novio que te haga feliz. Porque para ellas la felicidad siendo soltera no existe.

Todo esto ocurre cuando eres feliz por tener tiempo de sobra para leer, vitrinear, usar cualquier lado de la cama, eres feliz porque tu comida dura el mes entero ya que no hay nadie que asalte tu resfrigerador, puedes ver el programa que quieras, no tiene que aguantar comentarios sobre fútbol, ni nadie que te haga escenas de celos porque miraste mas de la cuenta a alguien. Nadie te revisa las cuentas de facebook o msn, o tus mensajes del celular. Eres completamente feliz.
Pero ellas no lo entienden.

El Periodista Frustrado

En los ultimos años ha aparecido una nueva especie de periodistas, pero no es el típico personaje de pantalones cortos caqui, una cámara colgando del cuello y abrumando a sus victimas con preguntas capciosas. No, él es una persona común, que a ser testigo de un acontecimiento peculiar lo graba todo con su cámara del teléfono celular y lo sube a Internet; me refiero al Periodista Frustrado.
No es difícil descubrirlos, ya que todos pueden ser potencialmente uno, aun así, ellos comparten ciertas similitudes que los delatan. Por ejemplo; cuando iban al colegio, solían ser el gordito fisgón que estaba al tanto de todos los enredos amorosos (por falta de los propios ja!); al cumplir 18 años y en vez de pedir un auto, pidió la colección entera de libros de espionaje y en la pasada navidad se compró el último modelo de celular con cámara satélite del mercado mundial (para obtenerla se endeudo hasta 36 meses más en cómodas cuotas) .
Ahora está completo; con este nuevo elemento no necesita cinco años de tediosa universidad y una Nikon ¡No! ¿Para qué? Si él puede salir de su casa y grabar todo con su aparato mientras juega a ser periodista.

Por lo mismo tenemos que tener especial cuidado con que que hacemos en la calle y lo que leemos en el diario.

Adopta un Hermano


Los zapatos llenos de tierra. Sonrió. Abro una reja oxidada, vuelvo a sonreír...
Respiro. La reja se cierra detrás.
El sol de la tarde ilumina todo con esa luz amarillenta y mágica de las películas.
Los ruidos desaparecen.
Miro mis zapatos llenos de tierra y creo que voy a llorar.
Entonces levanto la mirada empañada y lo veo a él, al otro lado de la calle prendiendo un cigarrillo.
Sus zapatos están llenos de tierra y sus labios tiene la misma sonrisa. Me abraza.
Mis dedos se aprietan en su espalda. Me levanta en el aire y me gira. Reímos. Gritamos.
El ruido vuelve despacio, la luz desaparece de apoco.
Pero la magia de esos niños y sus miradas llenas de emociones no se borra con nada.
“son increíbles” me dice, yo asiento “todo esto vale la pena, cada segundo...” le digo que si, que son maravillosos, las palabras salen cortadas por la emoción.
Nos llaman, mas abajo por la misma calle viene el resto del grupo. Todos ellos con la misma sonrisa, el mismo sentimiento increíble, con los besos de esos niños en las mejillas, y un vuelva luego “tía”...

Love History

Sus pasos eran silenciados por la gruesa alfombra. Corría con los brazos extendidos por el pasillo.
Reía, daba pequeños saltitos. Se volteaba y sonreía.
Él corría detrás, dejándola gana. Jugaron a esconderse y a encontrase, en aquel hotel perdido entre las montañas.

Ella usaba el cabello largo y suelto, mientras que él hablaba un idioma que se parecía, pero no se entendían. No importaba, los niños rara vez hablan cuando juegan.

La nieve caía, los años pasaban. Y ellos corrían por los pasillos o jugaban cartas en los rincones. Un año ella se corto el cabello hasta los hombros y él cambio la voz. Se miraron y no se reconocieron. Se avergonzaron.
Se avergonzaron de sus correrías, de sacar el pan de la cocina, de cantar hasta la afonía. Se avergonzaron de aquel primer beso en la sala de juegos y las guerras de nieve.
Ya no eran niños.
Pero basto una sola sonrisa.

Así era como se encontraban todos los años, por tres meses en ese refugio de las montañas.
Ella seguía usando el pelo suelto, y él simula no conocerla. Así como simulan saludarse y dejar que sus amigos en común los presenten. Bailan separados en el salón y cuando se topaban en el ascensor comentaban el tiempo. Cordiales.
Hasta que terminaron por olvidarse, por la costumbre a simular.

Aveces sus miradas se encontraban y un nudo les apretaba el estomago. Ya no se escondían en las habitaciones para encontrarse, sino para ocultarse de si mismos.
Un año ella apareció con un jovencito de la mano. Él simulo no verla. Un amigo en común los presento, aquel incauto nunca supo que era la undécima vez que alguien los presentaba.
Al otro año él también llevaba a alguien para presentar y pasear. Ella comento el tiempo en el ascensor. Cordiales.

Un año ella no apareció, la siguiente temporada hubo sequía y el hotel no abrió.
Así pasaron tres temporadas en donde no hubo sentimientos simulados, ni miradas perdidas por la escalera, ni nadie que comentara los caprichos del clima en los ascensores.

Ya no eran niños.
Él se anotaba en la recepción. Ella bajaba riendo por la escalera. No se reconocieron.
Pero en lugares mágicos como aquellos, la risa y los recuerdos se impregnan en las paredes.
Esa noche la música inundó todos los rincones, la gente bailaba y brindaba.
Basto una sonrisa. Y bailaron. Como bailaron esa noche, borrachos de alegría corrieron por primera vez en años, y él la dejaba ganar. Así como ella dejo que la besara en la sala de juegos. Sus risas llegaban al cielo. Cielo que se reflejaba en esa laguna infinita.

Hasta que terminaron por olvidarse, por la costumbre a simular.
Hasta que llegó un mail, y basto una sola sonrisa...

10 formas distintas para decir Fail

1.- No encontrar ropa interior limpia
2.- Que te roben las tarjetas de los bancos
3.- Recaer/Hablar/Contestar o cualquier cosa con el ex
4.- Prestar Cd´s, ropa, y libros
5.- Creer aún en los productos para el pelo
6.- Comprar esos pantalones, sabiendo que te quedan chicos, con la esperanza de bajar de peso
7.- Tomarte una botella de vino el día Lunes y terminar en el Mc donalds tragando hamburguesas como langosta
8.- Toparte con un ex de años y darte cuenta por fin que sí; es un perno asqueroso
9.- Que todas tus amigas estén de novia, mientras tu chateas con un vejete de 50 que te hace creer que tiene 25 durate semanas
10.- No querer abrir los ojos en la mañana.

Escribir

Las secuencias y las consecuencias.
Escribir.
Existir y vivir. Cada acaecimiento de mi vida, necesito escribirlo, así lo doto de realidad. Escribir sobre la propia vida es complicado. Es dotar de existencia a todo lo que nos rodea.
Es inmensamente importante escribirlos. Si no lo hago, me ahogan. Me asaltan en las noches y espantan el sueño. Se vuelven etéreos los recuerdos, se disuelven con el transcurso del tiempo. Escribirlos los inmortaliza.
La tinta se derramaba por las hojas, cada acontecimiento diario estaba correctamente almacenado en algún cuaderno, servilleta, pagina en web, alguna boleta. Nada se queda en el tintero, todo necesita ser dotado de realidad.
Por eso nunca escribo las perdidas y las penas. Anotarlas hace que se materialicen y que su olvido sea imposible.
La palabra es increible, creadora de realidades.

palabra


No concibo la existencia autómata. Aquellos individuos nulos de autocuestionamiento, de mentes despejadas, que miran las calles monótonas, con indiferencia. Aquellos que pasean y se ríen con esas voces huecas. Los que entienden lo que prescriben algunas leyes, pero no las comprenden.
Riéndose con lo que se supone que es risible, enamorándose de quienes se supone que deben enamorarse, amando como se supone que deben amar.
Aquellos que salen los días que deben salir, bailar las canciones que se deben bailar, aquellos que besan cuando deben besar.
No se cuestionan nada.
Preocupándose de sus obligaciones y dejando que el mundo gire, porque es normal que gire. Con sus trajecitos grises, o lleno de colores para tratar de diferenciarse. Aferrandose a sus pares para no sentirse solos, creando grupos, tribus, clubs. Cambian, lleno de frivolidades. Manosean algunos libritos para llenarse la boca de frases que les quedan grandes. Grandes como las carteras llenas de maquillaje con la que tratan de tapar y colorear su propio vacío.
Lo mas entretenido, es que no sienten el vacío: se creen triunfadores, jóvenes, inmortales. Mientras bailan aquellas antimélodicas canciones a decibeles peligrosos, mientras sonríen a los otros, se tocan, juntan sus manos, corean. Simplemente no entienden que eso no basta. Jamás entenderán. La gente común no entiende.
Se contenta con su trabajo, que alcancen las monedas para comprar lo que se debe comprar, gastar en lo que se debe gastar, vivir como se debe vivir. Se enamoran de quienes se deben enamorar. Con sus florecitas y cartitas faltas de existencia y realidad.
A veces lloran por lo que deben llorar. Se enojan por los insultos preestablecidos, se matan por símbolos que deben adorar.
Nadie se cuestiona absolutamente nada.
Aquel que dice que las normas de la vida no están prescritas y que las seguimos como verdaderos autómatas, es porque es el mayor autómata de todos y no alcanza a deslumbrar siquiera lo que es “ser” y el “deber ser”. Todos, absolutamente todos abren la boca y gritan que ellos “son”, se creen tan originales, tan rompedores de esquemas, irreemplazables, únicos. Suponen que sus precarias y básicas ideas los pone a la altura de grandes filósofos. Otros los escuchan y les envidian profundamente y buscan en sus vacías existencias pensamientos tan básicos como los que acaban de deslumbrarlos.
Oh! Querida precariedad, Oh! QUERIDA MONOTONIA! Y se ofuscan, gritan, se enloquecen al cambiar sus cimientos.
Los autómatas somos todos. Cada vez que abrimos los ojos en la mañana, no importa el rol que estemos interpretando. Aquí no hay distinción entre el actor y el personaje.
Actuar como ellos sabiendo que es todo una ridiculez, es tan peligroso como ser uno de ellos. Imitar a un autómata, es ser uno por conciencia propia.
Gritar no te libera, correr no te lleva a ninguna parte. Escapar no es una opción.